Buscar este blog

martes, 23 de agosto de 2011

LA PILETA Y LA PENYA DE SELLA

La Pileta se encuentra en el interior de una depresión en forma de cuña en la Penya de Sella. Se diferencia perfectamente desde la Font Major mirando a la sierra, justo enfrente.
Vicent, me comenta tomando café en la plaza del pueblo que en ese lugar se resguardaba el ganado, y que la pileta es un manantial donde iban a beber los animales donde el agua también se utilizaba para el riego de los bancales que en su día existieron.

Así que, allí me dirijo.
Hay que situarse a espaldas de la ermita de Santa Bárbara, al lado del depósito de agua y seguir en su ascenso al  PR-CV 199 dejando a la izquierda la Casa de Vistabella y pasando por la caseta de las antenas.
Seguimos por el camino ancho; damos un par de giros donde el camino se bifurca a derecha e izquierda, continuando nosotros por la senda que asoma enfrente hacia arriba.
El sendero avanza zigzagueante unos 100 metros y observando atentamente vemos que se bifurca de nuevo en dos direcciones.
En este lugar tomamos el de la izquierda abandonando así el sendero PR-CV 199. La senda se perfila pero no parece muy frecuentada.

Vista de La Pileta desde la senda

El sendero avanza a través de una pedrera (que se ve en la foto) y luego atraviesa otra situada un poco más adelante, donde hay que prestar atención para no desviarnos.


Hasta llegar a nuestro destino.

Parece un cráter abierto desde nuestra posición.


Ya en el interior hay una cueva a la derecha y otra en el lado izquierdo donde se practica la escalada.
Para dirijirse a la Pileta hay que avanzar hacia arriba e ir girando a la derecha. Si en otro tiempo existieron senderos por donde iba el ganado ahora ya no se distinguen. La maleza lo ha tapado todo.
Para hacer esta ruta es aconsejable ir con un bastón por lo menos y pantalón largo, ya que hay que subir campo a través.
Se ven los bancales que existieron en el pasado y uno piensa en lo que sería trabajar estas tierras con los medios de antes en un sitio tan poco accesible.

Mirando hacia abajo desde la mitad del recorrido

Se sube por donde se puede, yo lo hice por el centro mismo avanzando hasta la pared que se vé arriba al final. (justo por el lugar que no hay que hacerlo; hay que subir por la derecha según indicaciones de Vicent al día siguiente de realizar esta ruta)
Una vez aquí seguimos hacia el noreste bordeando la roca donde vemos una vegetación más frondosa y justo ahí es donde se encuentra la pileta.


Hay que avanzar con cuidado y mirando bien donde se pisa y sortear las zarzas y los arbustos espinosos que parecen que se han citado todos aquí.
Prestando atención veremos la pequeña cueva.
Después de hacer esta ruta y comentándola con Vicent me dijo que hay también un abrevadero que yo no ví ya que estaba tapado por la vegetación.
La pileta está semioculta y usé el bastón para apartar un poco las zarzas que lo tapaban, pero no entré por la dificultad que acarreaba y por la cantidad de avispas y moscones que salieron del interior.

La pileta

Por el lado derecho de la pileta se puede subir trepando por la roca y una vez arriba tenemos un panorama de monte bajo con plantas olorosas. Seguimos campo a través hacia el Noreste y pronto nos encontramos con la senda PR-CV 199 que habíamos abandonado antes.

Llegados a este punto me planteo bajar de nuevo la peña por el PR, pero como era pronto todavía, me propongo llegar hasta el Divino.
Ahora sí que la ruta no tiene dificultad alguna. Se sigue por senda hasta enlazar con el PR-CV 198 que sale a la derecha hasta llegar a un cruce de caminos. Vamos por el de la derecha y visitamos la casa de El Alt y paramos a descansar un rato.



Volvemos hacia atrás y retomamos el sendero avanzando hacia el Este por encima de la peña. En este tramo el sendero discurre por el antiguo assegador de la Penya de Sella que se ha convertido en camino con pinos, carrascas, romero, etc.
Se avanza cómodamente; pasamos por las ruinas de la Casa de Dalt. Continuando en este punto hemos abandonado el PR 198, pero seguimos por el sendero pasando por la Casa Serrello a nuestra izquierda.


Más adelante dejamos a la derecha la Casa de Solá y un poco más adelante llegamos al Pouet de Alemany. Donde paramos a refrescarnos y beber.





Aquí enlazamos con el PR-CV 10. Seguimos y trás una cerrada curva, sale un camino a la derecha que nos lleva a las ruinas del Corral de Carlos donde vemos enfrente el Peñón Divino.



Seguimos hasta la próxima bifurcación y giraremos a la derecha para ir a parar a espaldas del Divino, a la Casa de Patarrana con su torre - palomar.

Casa de Patarrana

En este punto pensaba regresar bajando por el mismo lugar que marca GEOELX en su ascenso al divino, pero me fué imposible, así que regresé por donde venía y descendí por la cueva del Runar de la Mona, hasta llegar a la carretera que asciende desde el cementerio y que nos lleva a Sella.

Vista de Sella desde el cementerio

Agradecimientos:

Vicent: vecino de Sella

martes, 16 de agosto de 2011

EL CAMINO DEL AGUA - SELLA

Como cada año por estas fechas vuelvo a Sella (Alicante) a pasar unos días y comprobar que prácticamente nada ha cambiado..... afortunadamente.
Se hace el ritual de todos los años. Nos acercamos a la plaza Mayor del pueblo y se saluda a los conocidos que se acuerdan de uno, de año en año.
Y a la más mínima oportunidad, salgo a dar una vuelta, con la mochila siempre a cuestas y la cámara de fotos.
Decido no ir demasiado lejos y me dirijo a la Font de la Murtera. A partir del año 1927 se canalizó el agua al nucleo urbano y pasó a llamarse como se la conoce hoy, Font Major y es la principal fuente de abastecimiento de agua para el municipio. Ese mismo año se contruyó el lavadero que existe hoy en día en el margen de la carretera. En la actualidad el lugar es zona de acampada.




Lavadero de sella
Abrevadero

















La fuente vierte sus aguas en el Rio de Les Voltes que nace más arriba, en el Barranco de Seguró.
Sella tiene una interesante infraestructura hidráulica desde tiempos remotos y que aún sigue en uso.
Infraestructura realizada en su día para canalizar el agua para el riego de la huerta y para mover los cinco molinos harineros que habían en el municipio.
A día de hoy solo podemos ver tres, de los otros dos no queda prácticamente nada, solo vestigios.

Situados en la fuente vamos bajando el rio y se puede ver la tubería que lleva el agua al pueblo y a la izquierda la antigua acequia excavada en la roca en sus orígenes y que unos metros adelante cruza el rio hacia la derecha para llevar sus aguas a multitud de huertos.
La acequia nace en el Azud del Ters, y ésta se bifurca a su vez en dos llamadas Acequia del Ters de Dalt y Acequia del Ters de Baix regando la partida del mismo nombre






Antes de continuar hay que mencionar que el abastecimiento de agua para riego de Sella está regido por sus reglas y estatutos dependiendo del lugar de procedencia de las aguas, esto es:
  • Comunidad de regantes La Alcántara
  • Comunidad de regantes Azud de la Murtera
  • Comunidad de regantes Azud Toll del Molí
Seguimos la acequia de Dalt que sigue su curso por el margen derecho del río realizando una amplia vuelta atravesando bancales y campos de cultivo. Está perfectamente cuidada y saneada y sorprende también con que cuidado y esmero están arreglados los pequeñas huertas en una zona  donde la orografia es complicada.
Siguiendo adelante, la acequia va a parar a un pequeño lavadero y a una balsa llamada Del Batle. Aquí la acequia tiene una bifurcación, continuando nosotros por la principal que da un giro a la izquierda y pasa bordeando una masía al lado de la carretera donde pasa al otro lado, y nos paramos aquí.


Lavadero y Balsa del Batle


Una vez en este punto cogemos la carretera en dirección a Sella hasta llegar al puente. Aqui hay unas indicaciones del sendero SL CV-112 y que luego vamos a seguir.
Aquí justo al lado del puente existe otro mucho más antiguo construido en 1922, y en este lugar estaba situado el primer molino hidráulico de los cinco que existieron: El Molí del Pont Vell.
Ya prácticamente nada queda de él.

Cacaus del Molí del Pont Vell


Puentes antiguo y moderno de acceso a la población

A pocos metros aguas arriba, hay un azud desde donde parte una acequia de riego en el margen izquierdo que antiguamente era la toma de agua para mover el Molino de Angel que hay situado aguas abajo. Este molino cesó su actividad en el año 1954 y actualmente está en ruinas.
Desde aquí volvemos otra vez por la carretera hasta la Masía y seguimos las indicaciones del sendero SL CV-112 hacia abajo. Vamos bordeando el rio y a nuestra izquierda aparece el Molino de Angel en estado ruinoso.

El Molino de Angel y Sella en lo alto


Seguimos avanzando hasta llegar por medio de un estrecho camino hasta el paraje de El Salt, lugar donde se unen el Rio de Les Voltes y el Rio L´Arc.
Hasta aquí, el aprovechamiento del agua lo realiza la Comunidad de regantes Azud de la Murtera.

En este lugar, donde se unen los dos ríos, se encuentra el azud de Les Peñetes que desvia el cauce del rio Sella hacia el rio L´Arc en el Azud del Salt para llevar sus aguas a la balsa del Molí d´Alvaro.
De los tres molinos que quedan en pie, este es el único restaurado. Conserva toda la maquinaria y sus dueños lo han rehabilitado y es visitable por dentro. Mucha gente conoce este molino como el Molí d´Amable que es el dueño actual del molino.
El Molí d´Alvaro recogía las aguas sobrantes de las acequias del Ters que hemos seguido al principio del artículo, las aguas de la Fuente de la Alcántara y "que nos referiremos a ella más adelante", las sobrantes del Molino de Angel y las que discurren por el Rio Arc a través de El Salt. Una vez que las aguas movían la maquinaria del Molí D´Alvaro eran devueltas al rio.
En este sitio estaba ubicado un molino también antiquísimo llamado Les Peñetes. Y a unos 25 metros aguas arriba se encuentra semioculta la Font de La Alfafara, cuyas aguas se usaban antiguamente para beber.

Azud del Molí y restos del antiguo molino

A unos cinco o seis metros por encima del Molí D´Alvaro circula la acequia de la Alcántara que bordea la sierra y justo desde el Toll del Molí nace la acequia de L´Almusent que guía sus aguas hacia la partida del mismo nombre pasando antes por Les Forques.



Vista de la entrada al Molí d´Alvaro

Balsa del Molí D´Alvaro alimentada por la Acequia de La Alcántara

Toll del Molí d´Alvaro (en la foto se ve el inicio de la acequia de
L´Almusent)
Desde aquí vamos a seguir bajando por encima de la acequia hasta llegar a L´Almusent. El recorrido es muy agradable. Vamos a ver durante casi todo el trayecto bancales y huertos o (heretats) como los llaman en Sella, perfectamente trabajados con todo tipo de cultivos. Avanzamos entre parcelas de terreno sin temor ya que el trayecto de la acequia tiene servidumbre de paso.

la acequia pasa por debajo de una higuera enorme
saliendo del Molí d´Alvaro
A partir de aquí, el abastecimiento de agua es gestionado por la Comunidad de Regantes Azud Toll del Molí.
Seguimos la serpeteante acequia hasta que nos topamos con el último de los cinco molinos de la cuenca del Rio Sella a su paso por el municipio.
Es el denominado Molinet. Es un pequeño molino, clandestino, en su día, según me comentan. Actualmente el molino está en venta y pertenece a unos señores de Villajoyosa
Este molino es junto con el de Angel y el de Alvaro de la misma época, siendo el del Pont Vell y Les Peñetes mucho más antiguos. No se sabe con certeza de qué época son.

Siguiendo con el recorrido, una vez en el Molinet la acequia pasa al otro lado del rio mediante un sifón de hierro bastante estropeado, continuando ahora por el margen derecho del Sella.


El Molinet

Tubería de hierro por donde cruza el rio
A partir de aquí avanzamos tranquilamente y con cuidado de no dar un traspiés. El agua discurre por la acequia mansa.




Partidor de aguas
En el recorrido es muy frecuente ver en cada bancal una pequeña balsa o alberca para almacenar el agua.
Este fue un gran problema en el pasado. Dicen que hubieron verdaderos pleitos entre molineros y agricultores ya que los primeros se negaban a que se embalsara el agua que hacía girar a sus molinos.


Balsa y la acequia principal a su lado

Poco después de pasar la balsa de la foto nos encontramos con la carretera general que une Sella y Orcheta. En este punto la acequia pasa subterraneamente al otro lado camino de Orcheta, y aquí abandono el seguimiento de la acequia.


Volviendo atrás y situándonos de nuevo en el Molí d´Alvaro he comentado la existencia de la acequía que viene desde la Fuente de la Alcantara y que pasa por este paraje.
Justo en la entrada del molino a la izquierda continúa el sendero SL CV 112 y que nos lleva a esta fuente.  Hay que avanzar cuesta arriba hasta llegar a la carretera asfaltada hasta llegar al manantial.
Delante nuestra está presente la impresionante Peña de Sella.


Pasamos al lado del Mas de L´Ombría hasta llegar a la Font de L´Alcántara. El agua sale a través de una galería subterránea (alcavón) de 50 metros de profundidad limpia y fresca y es muy buena para beber. De hecho muchas veces hay gente haciendo cola para recoger el agua.
Desde este nacimiento parten dos acequias para el riego. Una que se dirige por el margen derecho del Rio Arc y otra que sigue por su margen izquierda para llegar al Salt. Ambas se denominan, acequia de la Alcántara y pertenecen a la comunidad de regantes del mismo nombre.      
Mi intención era seguirla por su lado izquierdo para aparecer de nuevo en el Salt, pero desistí porque había un cartel prohibiendo el paso debido a unas obras.
También a escasos metros del nacimiento parte una senda hacia abajo donde se encuentra el "toll de la Alcántara".



Manantial de La Alcántara


La senda de la derecha lleva al Toll

                                        

Desde aquí decido regresar hasta Sella hasta la carretera principal PR CV-9 pasando antes por el antiguo puente de L´Alcántara y el pequeño nacimiento "Del Pí", con la esperanza de que todo siga igual que hasta ahora, y los dueños de las huertas de la comarca sigan teniendo el derecho al uso de estas aguas como lo han tenido siempre.

Galería de Fotos






Agradecimientos por sus explicaciones:

La Sra Mª Carmen. Que tiene un huerto en la partida de L´Almusent
El Sr Juanito. Que tiene un huerto en el margen del Rio Sella
La Sra Fina. Vecina de Sella
Sr Amable. Dueño del Molí D´Alvaro