Buscar este blog

martes, 25 de septiembre de 2012

LA COVA POLIDA

Ruta realizada el 23 de Septiembre de 2012

La Cova Polida está situada en la vertiente noreste de la cresta del Malladar en el término municipal de Benimantell. Está bien escondida y en el pasado dió cobijo a pastores. Esta es la razón por la que creímos en un principio que la cueva no sería muy visitada y se conservara en relativo buen estado.

Para llegar a ella en vehículo se puede acceder por dos lugares; Tomando como punto de inicio el Restaurante El Trestellador y siguiendo el  PR-9 o Camí del Comptador hasta llegar al paso del mismo nombre, o bien desde Sella. Los cuatro miembros que realizamos esta ruta elegimos trasladarnos desde Sella a través del PR-9 paralelos al Barranc de L´Arc hasta llegar a les Cases D´Isidor, donde abandonamos el coche e iniciamos la ruta a pie en las coordenadas 38º 38' 23.95" N   0º 11' 59.89" W

Desde aquí continuamos por el PR-9; pronto el camino empieza a ascender bruscamente. Ignoramos los dos caminos que salen a la derecha que nos llevan a Cantacucos y seguimos por el principal hasta llegar al punto más alto donde se encuentra el Pas de Contador a 922 msnm, entre el Malladar y el Penyó Roc. Llamado así porque en el pasado los pastores utilizaban este estrecho para contar el ganado. Con el tiempo este paso fué ensanchado para el paso de carros y vehículos.

Pas de Contador desde su lado norte. Al fondo la cresta del Malladar

Desde este punto el camino empieza a descender. Cuando hemos recorrido 600 metros desde el paso, aparece una senda a la derecha que avanza en una pronunciada pendiente. El sendero está perfectamente perfilado rodeado de pinos, brezo; de plantas aromáticas como romero y tomillo; otras espinosas como enebros, aliagas y coscoja, y algún ejemplar desperdigado de escaramujo. Vemos a la derecha una barrancada donde las piedras están cubiertas de hiedra.

Cuando ya llevamos unos 480 metros por este sendero, nace una senda a la derecha en dirección sur. Hay que avanzar por ella hasta llegar un momento en que desaparece bruscamente.

Vista desde la senda de los peñascos a los que nos dirigimos

A partir de aquí empieza un recorrido muy interesante andando sobre piedras y rocas desprendidas. Sobre algunas de ellas se adivinan puntos rojos ya desteñidos y algunos casi invisibles que indican la dirección a seguir. Continuamos prestando atención e intuyendo el camino correcto.
Pasamos entre dos grandes rocas, una apoyada sobre la otra.


En algunos puntos parece que hay antiguos mojones de piedra indicativos del recorrido, y los seguimos, avanzando por el camino que nos parece más obvio.
Pasamos a través de una estrecha grieta entre dos rocas donde solo cabe el cuerpo de una persona.


Seguimos andando por vericuetos. Hay que prestar atención por donde se pisa ya que andamos sobre rocas desprendidas que dejan grandes grietas entre ellas.
Para continuar hay que esquivar una pequeña sima llamada Avenc del Camí de la Polida. Bautizada así por los miembros del Centro Excursionista de Alcoy. se trata de una oquedad de 6 metros de profundidad y 20 metros de largo.
Una vez salvados estos obstáculos vemos enfrente nuestra grandes peñascos tapizados de hiedra, donde hizo su aparición una cabra que no se asustó al vernos.


Avanzamos en dirección donde se encuentra el animal y continuar por una profunda brecha entre dos rocas, entre las que hay cuatro piedras encajadas a distintos niveles.
Cuando llegamos al final de esta estrechez, observamos una grieta en el suelo de unos 2.5 metros de alta por donde tenemos que bajar sin demasiada dificultad.


Una vez bajo, enfrente nuestra y mirando al sur, bajo una gran enredadera que cubre un peñasco se encuentran las entradas a la cueva.
Justo delante de las entradas hay una gran roca cortada como "a cuchillo" donde encaramándose a ella hay unas vistas espléndidas destacándose al fondo la Sierra de Bernia.


La otra entrada se encuentra justo a la izquierda tapada por la roca de la foto.
Nos tomamos un descanso y nos disponemos a entrar. Esta cueva ya fue visitada, descrita y topografiada perfectamente por R. Pla Salvador y F. Pavia Alemany del centro excursionista de Alcoy.

Podemos entrar por cualquiera de las dos bocas que nos llevan a la sala de entrada. Nada mas a entrar, a escasos metros hay una columna desde el techo hasta el suelo.

Sala de entrada y columna

A pesar de que la cueva se encuentra en un sitio muy poco accesible, comprobamos de inmediato que  también ha sido "saqueada" y maltratada. Prueba de ello son las numerosas estalactitas y concreciones calcáreas rotas desperdigadas por el suelo.
Los topógrafos R. Plá y F. Pavía describen minuciosamente la caverna dividiéndola en 7 salas. Nosotros que somos profanos en la materia nos limitamos a visitar toda la estancia sin hacer demasiado caso al plano de los expertos.

Sala de las columnas
Gran columna




En las fotos solo se reflejan partes de la cueva digamos "intactos" ya que como he comentado más arriba hay multitud de estalactitas y estalagmitas rotas por el suelo. Además de inscripciones hechas por los excursionistas para dejar constancia de su paso por aquí.
Al final de la cueva hay una pequeña estancia donde alguien puso un altar y una pequeña estatua de un buda. La estancia se llama "La sala del buda". Aquí se observan pequeños estanques estalagmíticos llamados "gours".

Sala del Buda

Una vez llegados aquí nos dispusimos a recorrer la totalidad de la cueva intentando seguir el plano de los topógrafos y fotografiando algunos pequeños recovecos intactos donde los vándalos no han llegado.

Una vez en el exterior, almuerzo y fotos del grupo en lo alto de la roca frente a la entrada de la caverna observando el espléndido paisaje y vuelta por el mismo camino.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

EL CAMINO DEL AGUA ALCORAYA - ELCHE

"Los nacimientos son abundantes, pero su conducción descuidada; cañerías de barro a la intemperie, y sostenidas la mayor parte de ellas sobre deleznables piedras, merman la conducción de las aguas los desperfectos que esas cañerías de continuo sufren, y el agua que a la ciudad llega lo hace en malas condiciones, pues que desde el pastor que abreva su ganado, hasta el que comete todas las clases de inmundicias en sus aguas, todos esos gérmenes depositados en esas cañerías llegan a las fuentes".

Con estas palabras describe el diario "El Pueblo de Elche" el estado en que se encontraba el acueducto que abastecía de agua a esta ciudad a finales del siglo XIX.
Hasta esa fecha el suministro de agua procedía de las fuentes de Barrenas y Romero y las del Planet que resultaban insuficientes para cubrir las necesidades de la población; La falta de caudal, sumada al pésimo estado de las cañerías por las que circulaba el agua, obligaba a seguir buscando el abastecimiento necesario fuera de sus fronteras.

El arqueólogo e investigador ilicitano D. Pedro Ibarra y Ruiz describe la situación de la ciudad de Elche a principios del siglo pasado, en cuanto a abastecimiento de aguas para la población en su obra, Estudio acerca de la institución del riego en Elche y origen de sus aguas de la siguiente manera:

"... Hemos llegado al siglo XX, la época en que todo el mundo comarcano se ha formado ya su caudalito de aguas potables y para riego de sus términos, y nosotros, que somos los más antiguos en la comarca, que fuimos los mas grandes, fuertes y ricos, nos hemos quedado atrás".


CONDUCCION DE LAS AGUAS DE LA ALCORAYA A ELCHE




El 24 de Abril de 1900 D. Juan Llacera Garrido, firma la escritura de poder que le confieren los Sres John Soane Austin y D. Laurence Richard Philipps, Directores de la Compañía  The Elche Waterworks Company Limited, en la Ciudad de Londres.
A partir de ese momento el Sr Llacera ejercería de Director Gerente de la Sociedad en España con la finalidad de conducir la aguas de La Alcoraya a la Ciudad de Elche.
A su vez el Sr Llacera otorgó plenos poderes a D. Andrés Tarí Sanchez para la representación de la Compañía en la Ciudad y D. Pedro Montes como administrador

Expediente promovido por D. Juan LLacera Garrido 
para la conducción de las aguas de La Alcoraya
(AHME)

Una vez que cesó el servicio a la Capital se realizó un estudio que consistió en la elaboración de un plano por el Arquitecto D. Manuel Chápuli Guardiola, con el perfil longitudinal de la conducción desde La Alcoraya hasta la estación de ferrocarril de Elche.
Ese plano abrazaba dos objetivos: El establecimiento de riegos como principal, y en segundo lugar el abastecimiento de la población, considerado como "secundario o accesorio o eventual."


En un primer momento la voluntad de la Compañía era adquirir esas aguas para dedicarlas al riego limitando la conducción a la partida rural de Altabix, lugar donde no llegaban las aguas del pantano, y las sobrantes para el abastecimiento de la Ciudad.
En la memoria el Sr Chápuli afirma:
"El verdadero proyecto, pues, es el riego, por mas que el plano abrace el estudio de abastecimiento de la ciudad de Elche".
Finalmente las aguas llegaron a la población instalándose una serie de fuentes por la Ciudad.

En Abril de 1900 el Alcalde D. Sebastián Canales Múrtula solicita a la Ciudad de Alicante la autorización a favor del Sr Llacera para utilizar gratuitamente los caminos rurales y terrenos del común del término Municipal.
El 27 de Octubre D. Andrés Tarí eleva una solicitud al Gobernador Civil de la Provincia solicitando la imposición forzosa de acueducto perpetua por algunas tierras cuyos propietarios negaban al paso de la cañería.
En la misiva el Sr Tarí acompañó los planos parcelarios con el acotamiento de los terrenos que habían de sufrir la servidumbre.
Los dueños de tierras que se oponían al paso del acueducto eran:
D. Luis Martinez de Tejada, D. Vicente García "el fariner", D. Antonio Berenguer Garcia, D. Manuel Berenguer Torregrosa, Dña Vicenta Sala, Dña Vicenta Toledo Berenguer de Ferrandiz, Dña Vicenta Alonso Más y D. Andrés Santana. Todos ellos de la partida de La Alcoraya, término Municipal de Alicante.
D. Ramón Perez Sempere, Dña Josefa González viuda de D. Pedro Ripoll y D. Ramón Sanchez Marco de la partida de Altabix; D. Baltasar Antón de Piñol y D. Antonio Perez Galán de la partida de Santa Ana, término Municipal de Elche.

El 17 de Diciembre el Sr Tarí solicita permiso para atravesar la Carretera de Ocaña en el punto kilométrico 399 por las tierras de D. Ramón Roselló y D. Vicente Pérez.



El 16 de Enero de 1901 el Arquitecto D. Manuel Chápuli elabora "el proyecto para el paso de la tubería de conducción por la alcantarilla situada en el kilómetro 20, junto al paso de nivel del camino de Castella o de las Pedreras".

El siguiente 30 de Abril el facultativo firma el trazado de la conducción por la Ciudad:
"de la calle Puente Ortices a la del Teatro atravesándola, de la Calle Cánovas del Castillo o ancha  a la Corredera atravesándola y siguiendo por el lado Sur en toda su extensión hasta las cuatro esquinas que forman en dicha calle las de la Victoria y de Aureliano Ibarra; atravesándola también en dicho punto de las cuatro esquinas y siguiendo un ramal por el lado Sur hasta la plaza de la Constitución, donde la atraviesa otro desde el arco de la Casa Ayuntamiento a la calle del Carmen y por último en toda la extensión del puente llamado de la Virgen"

Extracto del plano de distribución de tuberías por la Ciudad de M. Chápuli
Cátedra Pedro Ibarra



Los manantiales de La Alcoraya

Los manantiales existentes en la pedanía alicantina de La Alcoraya eran la Fuente Nueva o Las Murteras y la Fuente Vieja o Mina Enriqueta.
Desde estas dos fuentes se canalizó el agua hasta la capital en 1880.
Para la conducción que nos ocupa se usó un tercer manantial denominado "Los Granados" situado en la finca del mismo nombre.
Para mas informacion, ver el artículo sobre el Patrimonio hidráulico de La Alcoraya

Las Murteras

Mina Enriqueta
Depósitos de La Alcoraya

La longitud total de la conducción proyectada desde La Alcoraya hasta la estación de Ferrocarril de Elche era de 17.118 metros, con un desnivel de 134 metros y 288 milímetros.
Habían tres depósitos: El de origen en la pedanía: uno situado unos metros antes del Barranco de San Antonio, y el depósito de Altabix. Entre estos últimos había una distancia de 1.638 metros.

Desde el depósito de origen, la tubería se dirigía en dirección Sur - Suroeste pasando unos metros al Norte de la Font del Barranquet o Font de la Alcoraya.
Durante los años 50 y posteriores este surtidor se suministraba de la cañería general de las aguas de Elche. Pasaba junto a la chimenea de la cueva de Huesca y junto al pozo de la casa de Ramón Sala. Cruzaba el Barranc de L´Alcoraia o del Moresno unos metros antes de pasar bajo la actual CV-924. El Sr Fermín que tiene una parcela justo al lado recuerda el paso de la tubería y las veces que hubo de ser reparada ya que se rompía con frecuencia.

Fuente de La Alcoraya

En el cruce con el camino del Trinquet existe (tapado) un acceso a la tubería que circula por debajo.
La canalización desciende por el Hondo de las Cuevas hasta las Casas de La Altura.
Cruza el Camí Vell de L´Alcoraia al Rebolledo o camino de Santiago, para internarse en unos campos de cultivo próximos al Barranco del Infierno donde aparece la cañería.
Continua por el margen izquiedo del barranco bajo una saneada senda para pasar al otro lado donde puede verse, apenas imperceptible, un trozo de tubería enterrada.




Por la misma dirección, vuelve a verse unos metros adelante pasando al lado de la presa o dique de La Coronela.  El trazado gira suavemente a la izquierda para aproximarse a un pozo manantial, propiedad de la mencionada finca. A escasos metros, en el barranco, puede verse un vetusto acueducto por donde circula una tubería hacia una balsa en terrenos de la finca.

Avanza por el margen del terreno de D. José Sanchez y cruza la Carretera de Ocaña. Buscando indicios del paso de la tubería sobre el terreno, encuentro restos de una cañería de hierro antigua en un nudo de distribución a 1.5 Km al oeste de la pedanía de El Rebolledo, sin poder asegurar que se trate de la misma que nos ocupa.


El trazado original de la conducción se dirigía hacia el sur, pasando cerca del depósito de aguas situado encima de una loma, que se instaló en Santa Ana a mediados de los años 70 para surtir de agua (¿potable?) a esta partida desde La Alcoraya.
En este tramo no hay indicios del paso de la tubería. Durante los años 70 y principios de los 80 en este lugar hubieron grandes plantaciones de tomates e invernaderos de flores que eliminarían cualquier rastro de la conducción.
Salvando esta elevación la canalización continua sobre un llano durante un kilómetro aproximadamente en linea recta, hasta pasar delante de la Finca El Poliol entre las sierras dels Cremats y Ripoll. Enfrente de esta finca hay otra evidencia del paso de la cañería. Se trata de un pozo de acceso a la conducción.
En este lugar que el mapa nos detalla como Collado de la Casa de Cambray, la canalización avanza en una galería subterránea durante algo mas de 375 metros. Continúa adosada a la ladera de la sierra en dirección al Fondo de les Salaes, paralela al camino.
A la izquierda son visibles marcas antiquísimas de rodadas de carros, similares a las que existen en otras partes del término.

Pozo de acceso a la conducción

Unos metros adelante puede observarse de nuevo la cañería cruzando una escorrentía a través de un pequeño acueducto. "En mi última visita al lugar, observé como lamentablemente, parte de la tubería de hierro había desaparecido".




foto tomada en Junio 2010
(en la actualidad inexistente)

A la izquierda del camino aparece la finca y la balsa de Manuel Galán, uno de los últimos propietarios de Las aguas de La Alcoraya a principio de los años 70. Desde aquí, la cañería desaparece definitivamente.
Continuaba en dirección Suroeste atravesando el Collado del Tío Trajilla hasta el extremo oriental de la Sierra Gorda
La tubería avanzaba por la vertiente sur de la sierra, pasaba unos metros por encima de un pozo para los canales del Taibilla (sirva como referencia), y a escasa distancia del pozo del Tio Mollá.
Siguiendo su camino pasaba por lo que es hoy la urbanización Buenos Aires o Saladas.
Atravesaba oblicuamente el Barranco del Grifo o Regalissia durante un recorrido de 302 metros, siendo el lecho de la rambla el punto kilómetrico 11 de la conducción, enlazando 1 kilómetro mas adelante con el camino de Castilla.

Vista general del Barranco del Grifo

Continuaba siguiendo el antiguo trazado del camino dejando a la derecha un caserón en ruinas que aún conserva semiderruidos, dos aljibes abovedados, en dirección al Barranco de San Antón.
A 400 metros del empalme con el camino las aguas se embalsaban en un depósito unos metros antes del paso por el Barranco de San Antonio.



Salvaba esta rambla mediante un acueducto que fué destruido en la riada de 1982 junto al canal de Gines Bernat. Continuaba paralelo al antiguo trazado del Camino de Castilla para dirigirse a los depósitos de Altabix situados en las coordenadas 38º 17' 26.72" N    0º 40' 37.20 W.

Desde el depósito de La Alcoraya hasta el de Altabix hay una distancia de 14.131 metros. El perfil longitudinal del plano refleja el trazado de la conducción continuando por el mencionado camino de Castilla, pasando por el depósito del Escorfero, hasta la estación del ferrocarril, con un recorrido total de 17 kilómetros y 118 metros.


Vista aérea de los depósitos (Google Earth)


Desde aquí el agua era distribuida a las fuentes de la ciudad que fueron:

  • Plaza de La Merced. donde se instaló el kiosko que hubo ubicado en la ciudad de Alicante en la Plaza de La Constitución en 1881.
  • Plaza de Menendez Pelayo o (de la fruta).
  • Plaza del Salvador
  • Plaza de San Juan
  • Plaza del Pont 
La conducción una vez salvado el Barranco del Grifo, fue levantada en su totalidad a raíz de las intensas lluvias en Octubre de 1982.
D. Juan fué operario de la empresa encargada de la reparación del camino de Castilla desde los depósitos de Altabix hasta el nucleo urbano y verifica que la tubería avanzaba paralela al camino y que en diversos tramos era de cemento y en otros de hierro.

BREVE HISTORIA DE LA CONDUCCION A TRAVES DE LA PRENSA Y DEL AHME

El 18 de Enero de 1899 se procedió al corte de suministro de agua a la ciudad de Alicante procedente de la Alcoraya y se empezó a trabajar para conducir el agua hasta Elche.

Diario El Pueblo de Elche de 12/03/1899 


Diario El Pueblo de Elche de 26/11/1899



La Correspondencia de Alicante de 07/06/1901




El día 15 de Agosto de 1901 después de la coronación de la Virgen de la Asunción procediose al acto de inaguración de la traída de las Aguas de La Alcoraya en la fuente instalada en la Plaza de La Merced. El cura de la Parroquia de Santa María bendijo las aguas con la presencia de todo el clero parroquial. Después se abrieron todos los grifos para deleite de la multitud.
La empresa concesionaria dono agua gratuitamente de la misma fuente para el riego del parterre.

Inaguración de las fuentes el 15/08/1901 - Plaza del Salvador (AHME)



Plaza 1º de Mayo y casa del reparto de aguas
(Charles Alberry Jeanneret "Loty")


El 1 de Marzo de 1902 la administración de La Alcoraya ofrece gratis aguas para el riego de los árboles de la Glorieta, así como el 13 de Junio de 1903 se autoriza el riego de las calles  con una concesión de 6 metros cúbicos diarios.
También se concedió permiso para el suministro de agua al matadero público.
Hay que señalar también que paralelamente al suministro de agua desde las fuentes de La Alcoraya, la ciudad siguió abasteciéndose desde las Fuentes de Barrenas. En el indice de remisiones a cabildos y sitiadas son innumerables los apuntes sobre reparaciones de la cañería de las potables provenientes de Aspe.
El 5 de Agosto de 1910 la empresa propietaria solicita al ayuntamiento se abstenga de regar las plazas de La Glorieta y La Merced debido a la escasez de agua y asegurar el suministro a los abonados.


Cátedra Pedro Ibarra

A principios del año 1915 el negocio de las aguas de La Alcoraya deja de ser rentable para la Compañía The Elche Waterworks y anuncia su venta. Así que, a fecha 10 de Marzo de 1915 el Ayuntamiento de Elche aprueba por unanimidad y emite 500 obligaciones de 250 pesetas cada una que representa un empréstito de 125.000 ptas con destino unico y exclusivo de adquirir la propiedad de las aguas denominada de La Alcoraya. (AHME)



Los nuevos propietarios serán unos ilicitanos firmando el 16 de febrero de 1919 las nuevas condiciones. (AHME)


En el diario de Alicante de 26/01/1928 aparece D. Luis Martinez de Tejada Nadales como propietario del Manantial de La Alcoraya hasta el año 1958, fecha aproximada en que dejó de prestar servicio a la ciudad de Elche. En la noticia de abajo se solicita instalar un depósito de agua de este manantial a la ciudad de Alicante.


El Diario de Alicante de 13/02/1935 publica la denuncia de los vecinos de Elche debido al escaso caudal y la desastrosa gestión de Las aguas de La Alcoraya.


Un anuncio similar aparece el 26/02/1958 denunciando los abusos de las aguas de La Alcoraya




A principios de los años 70 el abogado ilicitano D. Manuel Galán es el nuevo dueño de Las Aguas de La Alcoraya. El suministro ya no llegaba a Elche. El Sr Galán tenía una finca en la partida de Saladas justo al lado del trazado de la cañería por esta partida. Parece ser que rompia la tubería para desviar el agua a la balsa que tenía al lado del camino.



A finales de los años 70 D. Jesus Hernández fué el último que explotó las minas de La Alcoraya para suministrar de agua a la partida alicantina de El Rebolledo y a Santa Ana en Elche. En aquellos años en la partida de Santa Ana no habia agua y el suministro de las escasas viviendas eran a través de cubas para almacenarlas en aljibes.
El Sr Hernandez al parecer, vendió contadores de agua sin que el suministro fuera suficiente. Esta agua no era potable como quedaba especificado en el contrato, aunque la gente tomaba estas aguas sin ningún problema.
En la Sierra de Las Aguilas se perforaron dos pozos de 285 y 207 metros cada uno; esta acción tuvo como consecuencia que los manantiales que habían en la vertiente sur del monte se secaran.
Esta gestión acarreó innumerables conflictos y pleitos con los vecinos de La Alcoraya que se habían quedado sin el suministro suficiente de agua.
En esta partida el problema no quedo definitivamente zanjado hasta octubre de 1982. Antes de esa fecha La Alcoraya fue durante casi dos años abastecida mediante camiones cisterna de los bomberos de Alicante.
El costo de las obras fué de 54 millones de pesetas. Al acto de inaguración acudió el entonces alcalde de Alicante Jose Luis Lassaleta Cano.




Mapa del Recorrido




Fuentes consultadas:

- D. Pedro Ibarra y Ruiz. Estudio acerca de la institucion del riego en Elche y origen de sus aguas.
- D. Jaime Frau Vicente. El Agua de L´Alcoraia en Elx
- Archivo Histórico Municipal de Elche (AHME)
- Libro de actas del Ayuntamiento de Alicante de 1841
- Indice de remisiones a cabildos y sitiadas. colección de P. Ibarra
- Diario El Pueblo de Elche
- Diario La Correspondencia de Alicante
- Diario de Alicante
- www.rutasyvericuetos.blogspot.com. El Patrimonio hidráulico de La Alcoraya

Agradecimientos:
- Sr Juan. Vecino de San Vicente del Raspeig. Por sus conocimientos sobre La Alcoraya
- Sr Fermin. Vecino de La Alcoraya. Por señalarme el paso de la conducción en La Alcoraya
- Sr Faustino y Javier. Por indicarme el camino de la mina Enriqueta.