lunes, 31 de octubre de 2016

EL SABINAR DE LA FAMILIA GHIGLIONE

El Sabinar es un área de terreno sobradamente conocido, situado al Norte de San Vicente del Raspeig. Conocido mas que nada por el intento de urbanizar la zona y construir en él un campo de golf, proyecto que afortunadamente no se llevó a cabo.  Por encima de él se encuentra un macizo rocoso denominado Peñas Rojas, cuyo punto mas alto es la cima de La Escobella, linea divisoria de los términos de San Vicente, Tibi y Muchamiel.
Hacia el Este destaca la loma del Sabinar donde confluyen los lindes de Muchamiel y San Vicente. Al Noreste se encuentra el vértice del Béc del Aguila, y entre éste y la Escobella se encuentra la Loma Guendo y Planet de Tochar que sirven de barrera geográfica al municipio sanvicentero por este lado.
Buena parte de ese territorio correspondían a las fincas El Sabinar y Peñas Rojas, que se unirían mas tarde como una sola convirtiéndose en la más extensa del término.

Sabinar-Peñas Rojas

Toda la superficie la componen pequeñas elevaciones, siendo las mencionadas con anterioridad las de mayor altitud, y son las que sirvieron de base para delimitar el Municipio.
En la actualidad es un terreno baldío y tuvo que serlo también en el pasado, ya que la composición de sus tierras impedía su explotación para el cultivo. Solamente en algunas vaguadas y pequeñas barrancadas crece algún árbol (pinos y pequeños algarrobos), formando todo el paisaje monte bajo (arbustos leñosos, esparto, corona de fraile, etc.).

Francisco Canals en su libro La desamortización en Sant Vicent del Raspeig, hace un estudio de estos terrenos y de los otros que fueron subastados a raíz de las leyes desamortizadoras de Madoz de 1 de Mayo de 1.855 y 11 de Julio de 1.856 (Loma Redonda- Loma Alta y Serreta de Ramos), pertenecientes al Estado.
Entre lineas podemos leer la escasa o nula valoración agraria del paraje: "Serreta de Ramos y Loma Redonda-Loma Alta; y el monte de propios, Peñas Rojas como "montes de piedra, deforestados... su aprovechamiento agrario son nulos o muy escasos y a nadie interesan para la agricultura. En el Sabinar son muy escasa en pastos... abundan bancos de piedra. En la Loma Alta y Redonda, piedra arenisca con margas flojas y arcillosas". F. Canals apunta ademas que "en esa época continuaban siendo públicas por sus pésimas condiciones edafológicas y lo imposible de un aprovechamiento mínimamente rentable".

El monte Loma Sabinar esta situado en las partidas de Boqueres y Tossal Redó y comprendida en dos términos municipales. Inicialmente el remate fue adjudicado a Cipriano García y Torregrosa por la Junta superior de ventas de bienes nacionales en el año 1.866. A continuación la finca fue cedida a Vicente Sempere y Martinez, que a su vez la traspasó a Eduardo Bosch y Pallares en el año 1873.
En el año 1883 D. Federico Ghiglione y Brotóns de cuarenta años adquiere los terrenos ocupando una extensión, fuera de los terrenos ocupados por particulares, de 121 hectáreas y 60 áreas.
El Sr Ghiglione compra las tierras por un precio líquido de 1.850 pesetas o 7.400 reales vellón, en monedas de oro y plata, obligándose a pagar los cuatro plazos restantes de 100 pesetas cada uno hasta alcanzar el precio de subasta o remate del monte.
Años mas tarde Federico Ghiglione adquiere la finca de Peñas Rojas a Manuel Ferrandiz y Pastor y otras tierras a los herederos de éste.
En Noviembre de 1892 solicita el nombramiento de Juan Sabater como guarda particular para la custodia de 20 hectáreas, 68 áreas y 16 centiáreas de tierra en el Sabinar y 538 hectáreas de monte denominado Peñas Rojas. Un año antes inicia el expediente para la declaración de colonia agrícola a la finca El Sabinar.
En 1898 compra a Dña María Pastor y Ferrándiz 96 tahúllas de tierra secana plantada y campa con casa y corral en el punto denominado Llano de la Olivera por 1.500 pesetas. (Finca La Africana).
En el año 1.900 el Sr Ghiglione redacta su segundo testamento. En el documento no se refleja las propiedades y adquisiciones del testador, aunque sí menciona "que mi esposa Dña Teresa Román y Román, ocupe por todos los días de su vida las habitaciones de la derecha que hay en las casas de las haciendas denominadas El Sabinar y La Africana, sin que nadie pueda oponerse a ello ni molestarla en lo mas mínimo".

Casas de La Africana y El Sabinar

Federico fue el miembro mas destacado del clan familiar. Fue hijo de Agustin Ghiglione Orlandi y Vicenta Brotons y sus hermanos fueron: Sixto, Agustín, Enrique y Maria del Rosario Ghiglione Brotons.
Esta última se casó con Julio de España Blazquez y tuvieron dos hijos: Aurora y Julio de España Ghiglione. Federico se casó con Teresa Román y Román sin descendencia.
Los demás hermanos permanecieron solteros y se afincaron principalmente en la Hacienda El Sabinar.
En Febrero de 1897 Federico que contaba con 54 años se asocia con sus hermanos Agustín y Enrique para la creación de una Compañía de negocios y operaciones mercantiles con la denominación de "Federico Ghiglione y Hermanos", con un capital social de 3.000 pesetas. La duración de la empresa fue breve, disolviéndose en Abril de 1.901.
En el año 1900 figura como director de la Sociedad Minera La Oriolana, propietaria de cuatro concesiones de hierro en el Cabeçó d´or, en Busot.

Árbol genealógico

Minas de ocre del Sabinar

Esos terrenos, estériles para la agricultura y el pastoreo, fueron aptos para la ejecución de labores mineras de extracción de ocre. En las tierras que median entre el Tossal Redó y el Bec del Águila, Barranco de Cocons o La Codolla, la loma del Sabinar, la Sierra Pelada y los alrededores de la Casa El Sabinar se demarcaron varias pertenencias mineras para explotar el mineral.
En la loma Sabinar se autorizaron cinco concesiones a finales del siglo XIX: El Sabinar, Ampliación al Sabinar, El Sabinar Segundo, Ampliación al Segundo Sabinar y La Milagro.
Las dos primeras propiedad de Sixto Ghiglione, las dos siguientes a cargo de Federico Ghiglione, y La Milagro de Nicolas Sanchez.
El área de la mina El Sabinar ocupa dos términos municipales; la Ampliación al Sabinar está en la ladera Sur, en el término de Muchamiel; el Sabinar Segundo y su ampliación ocupa los dos términos, llegando hasta el Norte de la mina "La Justa" y Barranco de Cocons. Y la Milagro, excepto una franja de terreno que se encuentra en San Vicente, se sitúa en Muchamiel.

En Agosto de 1891 el Gobernador Civil concede el título de propiedad de la mina denominada "El Sabinar" a Sixto Ghiglione con el expediente número 748 compuesta de 5 pertenencias mineras.
En Julio de 1894 solicita y adquiere la concesión de la "Ampliación al Sabinar" con el expediente número 823 de 12 pertenencias mineras.
En Noviembre de 1891 fue demarcada la concesión "El Sabinar Segundo" con el expediente número 769 de 12 pertenencias a favor Federico Ghiglione, y en Abril de 1894 se demarcó la "Ampliación al Sabinar Segundo" de 8 pertenencias mineras.

Demarcación de minas en la Loma Sabinar

En Enero de 1897 tras un largo período de convalecencia causado por un accidente, fallece Sixto Ghiglione en la Hacienda El Sabinar sin haber otorgado testamento.
Al no haber descendientes sus cuatro hermanos se convierten en sus herederos. En la escritura solo figura una acción de la Sociedad Los Diez Amigos, constructora del barrio de Benalúa y un terreno en la Calle Foglietti de Alicante, obviando las minas de ocre.
En la comparecencia Federico, Agustín y Maria del Rosario, viuda ya de Julio de España manifiestan su renuncia a su parte de la herencia, pasando todo a su hermano Enrique. Este último mediante una escritura posterior fechada en Octubre de 1906 se adjudica las minas de ocre.
La mina El Sabinar estaba valorada en 1.000 pesetas y su Ampliación en 2.400 pesetas.

click para ampliar
Anuncio del fallecimiento de Sixto Ghiglione. El Ateneo. 30-01-1897

Firma en la Escritura de renuncia por los hermanos Ghiglione

En dicha escritura se describían las minas de la siguiente manera:

Mina El Sabinar esta situada en el paraje nombrado "El Sabinar", términos municipales de Muchamiel y San Vicente, en esta provincia, que consta de cinco pertenencias mineras de hierro, que componen cincuenta mil metros cuadrados. Con arreglo a la explicación adjunta al plano, las visuales de referencia a puntos fijos son, desde el punto de partida al Bec del Aguila, rumbo Este dos grados Sur, a la cúspide de la Escubilleta, rumbo Norte, dieciseis grados treinta minutos, Oeste, trescientos cuarenta y tres grados treinta minutos, a la cúpide de la Sierra de Chirau, rumbo Oeste, treinta y ocho grados treinta minutos, rumbo Norte, trescientos ocho grados treinta minutos; y las líneas de demarcación son, desde el punto de partida a la primera estaca, rumbo Este, cincuenta metros; de la primera a la segunda, Norte, trescientos metros; de la segunda a la tercera, Este, cien metros; de la tercera a la cuarta, Sur, quinientos metros; de la cuarta a la quinta, Oeste, cien metros; y de la quinta estaca a la primera, rumbo Norte, doscientos metros, siendo el sitio de los mojones la ladera, y sus lindes por todos los rumbos con terreno franco, teniendo próximo al Este el registro minero "La Milagro" número setecientos cincuenta y uno.
La deslindada mina fue concedida a Don Sixto Ghiglione por el Señor Gobernador Civil de esta Provincia, que le expidió el oportuno título de propiedad con arreglo a la legislación de minas, con fecha tres de Agosto de mil ochocientos noventa y uno...."

Ampliación a la Mina El Sabinar. Esta mina según el plano de su demarcación que se acompaña al título, está situada en el paraje nombrado "Lomas del Sabinar", términos Municipales de Muchamiel y San Vicente, en esta provincia, constando de doce pertenencias de hierro que componen ciento veinte mil metros cuadrados. Con arreglo a la explicación adjunta al plano, esta mina tiene su punto de partida en la mina "El Sabinar", antes deslindada; y si bien no constan los visuales de referencia a los puntos fijos de demarcación, esta se determina claramente  por las siguientes lineas: desde el punto de partida a la primera estaca con rumbo Oeste, cincuenta metros de longitud, sitio del mojón, El Sabinar; de la primera a la segunda estaca, rumbo Sur, cien metros, sitio del mojón "Barranco del Sabinar"; de la segunda a la tercera, Oeste, cien metros, sitio del mojón, "El Sabinar"; de la tercera a la cuarta, Sur, trescientos metros, sitio del mojón, terrenos de Manuel Aracil; de la cuarta a la quinta, Este, cuatrocientos metros; de la quinta a la sexta, Norte, cien metros; de la sexta a la séptima, Este, cien metros; sitio de estos tres últimos mojones "El Sabinar"; de la séptima a la octava, Norte, cien metros, sitio del mojón, la tercera estaca de la mina "La Milagro"; de la octava a la novena, Oeste, trescientos metros, sitio del mojón, la quinta estaca del Sabinar, y de la novena a la primera estaca del Sabinar, lindando al Este, con la mina El Sabinar, número setecientos cuarenta y ocho; al Norte con la Milagro, teniendo, por los demás puntos su punto de contacto con El Sabinar, número setecientos sesenta y nueve".

Imágenes del vértice geodésico y explotaciones mineras en la Loma Sabinar

En Mayo de 1907 Enrique redacta testamento, legando sus bienes a su hermana Rosario y en su defecto a sus sobrinos Aurora y Julio.
Justo un mes mas tarde Enrique vende a su sobrino Julio de España Ghiglione las minas de ocre por su valor de tasación de 3.400 pesetas.
Unos días después de haber realizado la venta Julio de España arrenda las mencionadas minas a su tío y anterior propietario Enrique, por tiempo indefinido por una suma anual de 250 pesetas.
En Marzo de 1.908 Enrique Ghiglione fallece a la edad 63 años.

En Agosto de 1.905 Federico Ghiglione otorga testamento legando a su esposa Dña Teresa Román y Román una casa en la Calle Mayor de San Vicente, ropas, joyas, alhajas y 5.000 pesetas de un seguro contratado con la Compañía londinense "The Gresham Life Assurance Society".
En cuanto a las minas de ocre "Sabinar Segundo" y "Ampliación al Sabinar Segundo" las transfiere a su hermano Enrique como usufructuario vitalicio y en caso de fallecimiento de éste a sus sobrinos Aurora y Julio de España Ghiglione.
En la cláusula séptima de la escritura se indica que si al fallecer se debiera alguna cantidad es su voluntad que su esposa atienda a su pago  con la venta de todos sus bienes, incluso las minas de ocre.
Federico fallece el 4 de Julio de 1906 en su casa del Sabinar.

En el documento solo figura los bienes enunciados, aunque era propietario de gran cantidad de tierras en San Vicente y otras en el término de Tibi. Posesiones que tras su muerte fueron traspasadas a Federico Guardiola Forgas en concepto de unos préstamos impagados.
El destino de las minas de ocre de Sixto y Federico fueron a parar a manos de Julio de España Ghiglione y al Sr Guardiola Forgás según las estadistica de minas de 1917.


En los años posteriores las excavaciones prosiguieron en las concesiones de la Loma del Sabinar. Por ejemplo, en un informe de 1927 cita a "tres pequeñas minas de El Sabinar con una producción de 1.350 toneladas de limonita".

En una guía comercial de Alicante hay un anuncio de la fábrica de ocres molidos de "la mina del Sabinar" de Federico Ghiglione. Ignoro si la fábrica o almacén donde se manufacturaba el producto era la misma que unos años mas tarde figura a nombre de su sobrino Julio de España en el Barrio de Las Carolinas, en Alicante.
Lo que si que parece seguro es que el mineral se trataba primeramente en la casa del Sabinar. En los mapas catastrales de comienzos del siglo XX aparece un molino de ocre en un lugar elevado a espaldas de la casona, justo a lado de un acueducto.


Lugar donde estaba ubicado el molino de ocre

El Sabinar en la actualidad

El lugar mas representativo de todo el paraje es quizás la Hacienda El Sabinar. Tanto la vivienda, las instalaciones y elementos anexos están abandonados y saqueados.
En dirección a Peñas Rojas el terreno todavía conserva las marcas de la roturación para el aparcelamiento de la finca con el fin de construir viviendas y un campo de golf. A esto hay que sumarle la afluencia de ciclistas y motoristas creando gran cantidad de trialeras en toda la zona abarcada en este artículo.
En cuanto a la loma Sabinar, toda su superficie es un espartizal con gran cantidad de piedras y lascas sueltas que dificultan el ascenso.
En toda la ladera, hasta casi llegar al vértice, se encuentran los pozos y socavones realizados para la extracción de ocre. Muchos de ellos han sido explorados y se les ha dado un nombre para ubicarlos adecuadamente. El objeto de esa investigación tiene como finalidad el estudio de los trabajos y las condiciones en que éste se ejecutaba, por los mineros en el pasado.

Excavaciones en la Loma Sabinar.

---------------

En el siguiente enlace están las exploraciones de las minas ubicadas en el paraje que nos ocupa y de otras situadas en las proximidades, así como una crónica general sobre las exploraciones y fábricas de ocre en San Vicente y Villafranqueza.

Enlace:
Minas de ocre

Fuentes consultadas:

- La desamortización en Sant Vicent del Raspeig. Francisco Canals Beviá
- Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig. Libros de Actas siglo XIX
- Boletín Oficial de la Provincia de Alicante.
- Archivo Histórico Provincial de Alicante. Protocolos Notariales.
- Archivo Municipal de Alicante. Libro de nacimientos.

No hay comentarios :